miércoles, 25 de enero de 2012

Candidatos, con seis años, al Parnaso

No somos un libro de texto, ni lo podemos pretender. Así pues, no esperes en estos comentarios y sugerencias un catálogo de ejercicios concretos. Solo tangencialmente podríamos acercarnos a algunos de ellos.

Acordábamos la vez anterior la importancia y prioridad de la lectura colectiva, incluida tu participación. Insistimos.

En relación a la expresión oral, y en cuanto hayan aprendido a leer, deberán asumir el aprendizaje y memorización en casa de pequeñas poesías del libro de lenguaje o de otro del que dispongan todos los alumnos y que en los días sucesivos deberán recitar, uno a uno, ante todos sus compañeros. Se acompañarán de algunos gestos y entonación acordes con el texto.

Previamente, tú habrás manifestado tu admiración y entusiasmo por el lenguaje poético y habrás recitado ante todos tus alumnos varias veces la poesía que corresponda acompañada de gestos. Tu manera de expresarte y tu ejemplo los impulsará sin temor hacia el aprendizaje. A continuación la leerán-recitarán contigo en voz alta acompañada de gestos.

Les indicarás, como tarea agradable para casa, que se la aprendan con ayuda de su familia y reciten ante ella. Es algo que encantará a tus alumnos y a sus familias. No lo dudes.

Cuando cada uno la recite ante sus compañeros, y la des por bien recitada elogiando al “poeta”, anotarás en su ficha de seguimiento las observaciones y calificación que corresponda. Llevarás un control riguroso de toda la clase en este aspecto, así como en otros.

Sería raro que alguno se opusiera o no pudiera aprendérsela en casa. Prudencia, pedagogía, paciencia y no forzarlo.

Esta actividad les servirá para memorizar, ampliar vocabulario, disfrutar de la belleza que pueda encerrar la poesía, etc. Y, no lo olvides, para expresarse en público con naturalidad y seguridad.

Puedes descubrir alumnos con extraordinaria capacidad para expresarse con lenguaje poético.

Paulatinamente el número de versos será mayor y la poesía irá adquiriendo cierta extensión y complejidad. Desde primero de primaria se debe iniciar esta actividad.

Puedes conseguir que todos tus alumnos lleguen a aprenderse unas veinte poesías durante el curso. En primero, quizás, un poco menos. Ya lo verás.

Seguiremos, maestro novel de primero de primaria de un colegio público, en otra ocasión, si ha lugar.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada